lunes, 29 de octubre de 2012

Giro inesperado

Como os contaba la semana pasada, el sábado tenía previsto subir al pirineo con una excursión organizada. Finalmente no pudo ser, y le puede pasar a cualquiera... ¿verdad?

Se alinearon los astros para conseguir que el día anterior fuera el cumpleaños de uno de mis mejores amigos, y que además tocaran en el Pospo Festival los grupos locales Frutas y Verduras y The Bronson.

Frutas y Verduras es un grupo zaragozano que conocí hace tiempo en la carpa del ternasco. Me gustaron mucho, hacen un rock muy vivo y empecé a seguirlos. Hacía años que quería volver a verlos, pero nunca encontraba el momento porque nunca encontraba a nadie que me quisiese acompañar. Además es que ir a un concierto que te gusta con alguien que no sabe nada del grupo hace que la experiencia no sea del todo completa: no se disfruta tanto.

A The Bronson no los había escuchado aun, pero conozco al cantante y quería verlos en directo. La puesta en escena fue espectacular, así como la entrega que pusieron en el escenario. Muy grandes y más entregados al público que ningunos, con detalles graciosos como el reparto de bigotes o la bajada del cantante al público, a quienes les daba el micro para que cantasen con él.

La sorpresa de la noche fueron los chicos Voodoo, un grupo muy numeroso, con gran variedad de instrumentos. El cantante, un muchacho casi hiperactivo, lo daba todo en el escenario. Me gustaron también, sobre todo la naturalidad del componente principal.

El giro inesperado que os cuento fue que, como me lo estaba pasando en grande, no me eché a la cama hasta las 2 de la mañana. A las 6 debía estar despierto para prepararme la mochila, y a las 7 en la puerta del Carmen para coger el autobús. Levantarme, me levanté. Pero desayunando me dije: "Tío, en estas condiciones no te montas en el autobús". Y así lo hice. Me costó burlas, insultos y despellejamientos públicos por whatsapp, pero fue una gran decisión. Dormí hasta la 1 de la tarde, y luego una siesta de casi 2 horas.

Para resarcirme me acerqué a los pinares de Zuera con la furgoneta. Allí me comí los bocadillos que con tanto amor me había preparado mi madre, leí, medité y me eché la siesta. No fue lo mismo, pero estuvo bastante bien.

Os dejo canciones de los tres grupos del Pospo Festival, a ver si os cuadran. Tenemos que apostar por la gente de la tierra!!






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar!!

Post Relacionados:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger…