miércoles, 19 de diciembre de 2012

El día que Nietzsche lloró

Aprovechando que ayer tuve tiempo libre por la tarde, me acerqué un poco más a la figura de Friedrich Nietzsche. Como sabéis, me estoy leyendo su libro "Así habló Zaratustra", y como es de un lenguaje complicado, quise entender un poco más el por qué de que este filósofo se encuentre entre los grandes de la historia. Escuché un programa de radio a través de iVoox, y descubrí que se le hizo una película llamada "El día que Nietzsche lloró".

Esta película no basa su historia en un hecho real, pero sí que intenta mostrar al filósofo con sus ideas y con las circunstancias que rodearon su vida. Muestra que era una persona muy poco sociable, que prefería su propia compañía antes que la de los demás. Muestra su amor no correspondido con una mujer, y también algunos de los problemas y dolencias físicas que padeció durante toda su vida.

Ir a descargar

Sin embargo, el encuentro con Josef Breuer que muestra el film no es verídico, ni tampoco el contacto que tuvo con Sigmun Freud. Aun así, la película es curiosa para los amantes nóveles de la filosofía, como yo me considero. Para los demás puede resultar muy tediosa y pesada. Su argumento se basa en la conversación única y exclusivamente, no esperéis efectos especiales ni nada parecido.

Para mí, el momento que más que me ha gustado de la película es una de las charlas de estos dos genios (J.B. y F.N.), en el que el segundo le dice al primero (para curarle mediante el habla de la profunda depresión en la que está sumido [1 hora 11 minutos 35 segundos de la película]):

¿Usted ha vivido su vida o ha sido vivida por ella?
Se mantiene al margen de su vida añorando otra vida que nunca se ha atrevido a vivir.
Imagínese que un demonio le dijera a Usted que su vida de ahora, tal y como la está viviendo, cómo la ha vivido en el pasado, tiene que volver a vivirla, pero un número interminable de veces y que no habría nada nuevo en ella. Todos los dolores, las alegrías, las cosas grandes y pequeñas que haya en su vida simplemente se repetirán en la misma sucesión, en la misma secuencia, una y otra vez, imagine la infinidad... Considere la posibilidad de que cada acción que elija, la elije para siempre jamás... De modo que toda la vida no vivida quedaría presa en su interior, sin ser vivida para la eternidad. ¿Le gusta esa idea?
¿Obligaciones? Sus obligaciones son una farsa, la cortina tras la que se oculta. 


Arriba tenéis la película completa. Sólo quiero añadir que me sorprende que un hombre de las características de Nietzsche, tan uraño y que no aprendió a vivir con sus semejantes, fuera capaz de escribir una obra como la suya. Un auténtico genio fuera de lugar, que hoy en día tiene muchos seguidores, y que fue relacionado erroneamente con el régimen nazi, pero que en su época no fue capaz de colocar ni 50 ejemplares de su obra más famosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar!!

Post Relacionados:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger…