viernes, 26 de abril de 2013

Dubai

Dubai

Lago artificial
Burj Khalifa
Después de más de tres horas de vuelo llegamos a Dubai. Solo disponíamos de unas seis horas para ver lo más destacable de la ciudad, así que nos decantamos por el rascacielos más alto del mundo, el Burj Khalifa. Sus 828 metros de altura consiguen que fotografiarlo entero sea todo un reto, sobre todo si estás desde abajo. Desde el aeropuerto pretendíamos ir en metro, pero casualmente el día que fuimos no lo abrían hasta la una de la tarde. Tuvimos que coger un taxi hasta allí, después de haber cambiado dinero a la moneda local, el dirham. Un dirham equivale a unos veinte céntimos de euro. 

Dubai Mall

Partido de pequeños
Estábamos en un mundo nuevo: amplias avenidas, sin aglomeraciones, con coches de lujo y rascacielos inmensos. Por unos doce euros nos llevaron al Burj Khalifa, que estaba a los pies de un lago artificial y del centro comercial más grande del mundo: el Dubai Mall. Lo recorrimos viendo algunas de sus más de 1200 tiendas, entre ellas un acuario o una pista de patinaje. También hay una especie de parque temático de la compañía de videoconsolas Sega. Dentro del propio centro comercial se disputaba un torneo de fútbol indoor entre chavales de unos diez años, y estuvimos allí matando el tiempo.
Con la copa del mundo

Finalmente volvimos al aeropuerto para coger el vuelo a Madrid, con el que terminaba nuestro viaje más internacional hasta el momento. Antes de cogerlo pudimos hacernos una foto con la copa del mundo de fútbol, que será entregada a la selección ganadora en Brasil, en 2014.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar!!

Post Relacionados:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger…