miércoles, 17 de abril de 2013

El río Ganges

Ciclista que nos llevó al río
Al salir a las calles de Varanasi conocimos lo más caótico hasta la fecha. Calles más estrechas que en las ciudades vistas, pero más gente. Andar era una odisea en la que perder la atención un momento podía significar irse al suelo. No había aceras y los arcenes eran invadidos por motos, bicis, rickshaws, tuc-tucs y coches. En todo momento había que mirar a la espalda para no ser atropellados.

Nuestra primera visión del Ganges
Puesto que no sabíamos como ir al Ganges, intentamos coger un tuc-tuc. Por lo visto había una zona cercana al río en la que los vehículos a motor ya no entraban, pero tampoco se atrevía a llevarnos ningún tuc-tuc (esos vehículos cuyo motor son las piernas de un indio, una carrocería metálica tirada por una bicicleta). Algunos se echaban atrás al ver que éramos tres, y otros lo descartaban cuando decíamos que queríamos ir al Ganges. Eso me dio que pensar, como si hubiera algo tan terrible en ese río que nadie quisiese llevarnos.

Perro bañándose en el Ganges
Preguntamos en qué dirección estaba el río, cuyo nombre indio es Ganga. Caminamos durante media hora bajo el calor, apenas avanzando nada por culpa del tráfico y la masificación. Llegado el momento, Hugo dijo que intentáramos de nuevo coger un tuc-tuc. A los demás nos pareció bien porque no sabíamos cuanto tiempo quedaba para llegar, y era muy estresante caminar en esas condiciones. En ese punto fue fácil encontrar un voluntario que nos llevase. Pasó la barrera que evitaba que entrasen los vehículos a motor y entramos en una zona de tenderetes de comida y ropa. Tras unos minutos se detuvo y nos señaló una dirección, premiamos su esfuerzo con una propina y nos dirigimos hacia allí.

Gente bañándose en el río
Al momento visualizamos el río y empezamos a buscar cadáveres. Porque para el que no lo sepa, el Ganges es un río sagrado para el hinduismo. En él se queman los cadáveres de las personas que pertenecen a esa religión y luego sus restos son arrojados al río, excepto en estos cuatro casos: bebés, mujeres embarazadas, leprosos y muertos por picadura de cobra. En esos casos se arroja el cuerpo sin quemar, y por lo visto se los acaban comiendo los peces y otra fauna existente en el río. La razón por la que los queman es para que lleguen a una especie de nirvana. Por lo visto el hinduismo cree en la reencarnación, y uno se reencarna en una cosa u otra en función de cómo se haya comportado en su vida anterior, es lo que viene a ser el karma. La suerte que tengas en esta vida depende de cómo te hayas portado con tu entorno en la vida anterior. Cuando has sido bueno en muchas vidas aspiras al nirvana, a no reencarnarte más y vivir en un estado de bienestar, sin dolor ni cosas malas, como el equivalente al paraíso en la religión cristiana. Pero si te queman con el fuego sagrado en el río sagrado, no tienes que volver a reencarnarte y accedes directamente al nirvana. Eso viene a ser lo que entendí con mi pobre nivel de inglés, si alguien quiere corregirme, adelante.

Occidental desnudo en el río
Indio lavando vacas en el río
El hecho es que a primera vista no vimos ninguna cremación a orillas del río. Avanzamos por la rivera viendo gente bañándose, así como perros y vacas. Había también algún occidental de estos que vienen a encontrarse espiritualmente a La India. Sentíamos algo más de inseguridad allí, aunque no sé por qué razón. Hugo nos dijo que teníamos que buscar a alguien que nos llevase en barca a cruzar el río, intención que tanto Jose como yo ignorábamos. En un principio me dio respeto, pero en seguida me hice a la idea. Tras avanzar unos metros y rechazar a dos o tres indios que nos ofrecían su barca, aceptamos que lo hiciera un chaval de 22 años. Se le veía vivo y desenvuelto, y nos pusimos de acuerdo en el precio rápidamente. 

Si queréis ver más fotos, no os perdáis el blog de fotografía de mi hermano, hay imágenes de una calidad brutal: LUZ FINAL


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar!!

Post Relacionados:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger…