miércoles, 22 de mayo de 2013

El club de la lucha - Chuck Palahniuk

imagen: tyrionslanding.podbean.com
Cómo sabéis los que seguís el blog 'El club de la lucha' es de largo mi película favorita. Aprovechando que me he comprado un eBook, he adquirido el libro para leérmelo y estrenar así el dispositivo. Me ha sorprendido que muchas frases de la película son calcadas a las del libro, exactamente iguales. También los personajes tienen los mismos nombres y responden al mismo rol y el mismo carácter. Parece como si estuviese leyendo el propio guión de la película.

Todavía no lo he terminado y me puede dar alguna sorpresa, aunque la verdad es que espero que se desarrolle de forma idéntica a lo que vi en la gran pantalla. Lo que es sorprendente también es que el libro solo tenga algo más de 200 páginas, y que de él se haya extraído una película tan fiel. Siempre pensé que el libro rondaría las 500 páginas, pero Chuck escribe claro y no se anda por las ramas. No tiene pelos en la lengua y podemos encontrarnos cualquier cosa escrita, con la terminología más vulgar, lo que hace que me encante la obra.

Mientras la leo me voy imaginando las escenas de la película... Tyler Durden tiene la cara de Brad Pitt, y casi ningún personaje da lugar a la inventiva ya que los tengo en mi cabeza tal y como salen en el film de David Fincher. Pocas veces tengo que poner en marcha la imaginación, y cuando lo hago algo se activa en mi cabeza porque algo cambia respecto a la peli. Por ejemplo la forma en la que conoce a Tyler, porque no es en un avión. O el por qué Marla Singer comienza a ir a las reuniones de enfermos terminales. Y el proyecto Meigen se llama proyecto Estragos. Es muy parecido, pero no es exactamente igual.

Tengo intención de leer más a Palahniuk cuando termine la obra más relevante de su carrera. Me gusta su estilo de escritura, saliéndose de lo que es habitual.


Fue aquella mañana, durante el desayuno, cuando Tyler inventó el Proyecto Estragos. Queríamos arrasar la historia y liberar al mundo de ella. Mientras desayunábamos en la casa de Paper Street, Tyler me dijo que me imaginara plantando rábanos y patatas sobre el césped del hoyo decimoquinto de un campo de golf abandonado.

Cazarás alces en los bosques húmedos del cañón cercano a las ruinas del Rockefeller Center y encontrarás almejas enterradas junto a los cuarenta y cinco grados de inclinación de la Aguja Espacial. Pintaremos en los rascacielos gigantescas caras totémicas y amuletos antropomórficos con rostros de duendes, y todas las noches, lo que haya quedado de la humanidad se refugiará en los zoos vacíos y se encerrará en las jaulas para protegerse de los osos, pumas y lobos que se pasean de noche mientras les vigilan por entre los barrotes.
—El reciclado y los límites de velocidad son una chorrada —dijo Tyler—. Es como dejar de fumar en el lecho de muerte.
El Proyecto Estragos salvará al mundo. Una glaciación cultural. Una Edad Media provocada. El Proyecto Estragos obligará a la humanidad a hibernar y a entrar en remisión hasta que la Tierra se haya recuperado.
—Justifica la anarquía —dice Tyler—. Imagínatelo. Igual que el club de lucha hace con oficinistas y leguleyos, el Proyecto Estragos destruirá la civilización para que podamos hacer de la Tierra un mundo mejor.
—Imagínate —dijo Tyler— cazando alces junto a los escaparates de unos grandes almacenes en cuyos pasillos malolientes se pudren en las perchas vestidos y fracs. Llevarás vestiduras de cuero que te durarán toda la vida y escalarás la Sears Tower por enredaderas tan gruesas como tu muñeca. Escalarás la bóveda de un bosque uliginoso donde la atmósfera estará tan limpia que verás figuras diminutas majando maíz y poniendo a secar tiras de carne de venado bajo el sol de agosto en el área de descanso de una autopista abandonada.
Aquél era el objetivo del Proyecto Estragos, dijo Tyler: la destrucción completa e inmediata de la civilización.
El siguiente paso del Proyecto Estragos no lo sabe nadie excepto Tyler. La segunda regla es no hacer preguntas.
PD: A partir de ahora publicaré historias de vez en cuando. Serán historias que tendrán su continuación mediante la etiqueta que le ponga al artículo. Aun no sé cuantas serán ni como, pero cualquier día escribo alguna

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar!!

Post Relacionados:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger…