jueves, 4 de julio de 2013

Grado: Objetivo cumplido

Vamos!!
Ayer a estas horas estaba muerto de nervios. Apenas quedaban 7 horas para la cita sobre la que había girado mi existencia las últimas semanas. Todo había quedado en un segundo plano: mi casa estaba hecha una porquería, había dejado de hacer comidas sustituyéndolas por comida rápida y poco saludable y el gimnasio me echaba de menos. Después de trabajar siempre me esperaba una maratoniana sesión de proyecto fin de Grado.

Pero ayer por la tarde todo iba a terminar. A estas horas me preguntaba si era normal estar tan nervioso. Pensaba en si Isco estaría tan nervioso como yo en su presentación con el Real Madrid. Se presentaba esa mañana ante miles de personas. Él es un chaval de 22 años pero yo tengo 30 y mi presentación era ante un tribunal compuesto por sólo 3 integrantes. Seguro que Isco no estaba tan nervioso como yo a pesar de todo. 

Sabía que el tiempo avanzaría implacable hacia la hora de la presentación sin que yo pudiera impedirlo, y que una vez llegada esa hora tendría que empezar a contar en qué había consistido el trabajo de los últimos meses. Conocía mi proyecto de cabo a rabo, había ensayado la presentación una docena de veces y estaba preparado para contestar a todas las posibles preguntas que el tribunal podía hacerme. Sin embargo no me relajaba nada. Ni si quiera que mi director de proyecto me dijese el buen trabajo que había realizado.

Con una tila en el cuerpo y sin hacer uso de pastillas para los nervios me planté en el aula donde tendría lugar el evento. Afeitado después de años sin hacerlo, sin mi pendiente y con una corbata al cuello parecía otra persona. Me cruzaba por los pasillos con gente con la que convivo en el día a día y notaba que no me reconocían hasta que me dirigía a ellos o estábamos a escasos metros de distancia. Había perdido mi identidad, pero todo era por un objetivo final, un objetivo que me marqué hace mucho tiempo y que por fin he conseguido.

Empecé tremendamente nervioso y mi temblorosa voz me delataba. También mis gestos: si el bolígrafo que llevaba en la mano pudiera hablar me hubiera dicho que tenía ganas de vomitar de tanto meneo. Poco a poco fui adquiriendo confianza, aunque mucho más despacio de lo que yo esperaba. Me planté en la diapositiva número diez con la sensación de que ya debían haberse ido los nervios, pero perseveraban y se aferraban al momento con fuerza, resistiéndose a marcharse. Fueron menguando y mi lenguaje se tornó más claro. Mi monótono hilo de voz siguió parecido al de un robot, algo que no supe cambiar.  

Llegó el turno de preguntas y el tribunal no fue demasiado duro. Las felicitaciones y enhorabuenas previas a sus preguntas me relajaron enormemente, ayudándome a responder con más seguridad. No fue mucho tiempo el dedicado a las preguntas, o desde luego si lo fue no fui consciente porque seguramente me sentía mucho más cómodo. Cuando salí de la sala para que los miembros del tribunal debatieran mi nota no pude impedir hacerlo con una sonrisa pintada en mi cara. Ese momento no fue duro y aproveché para soltar la tensión abrazando a los amigos que habían venido a verme exponer. Comentamos como me habían visto y me llamaron para recibir la nota. Ni más ni menos que un 8.7, una nota increíble y que me dejó muy satisfecho. Recibí enhorabuenas sin parar y yo estaba tan agradecido que no tenía muy claro como actuar para poder mostrar lo contento que estaba, todo era poco y mi rigidez natural me impedía tomarme ciertas libertades para mostrar mi estado actual de alegría.

Todo ha terminado, por fin soy Graduado en Ingeniería Informática. Todo el trabajo realizado ha dado sus frutos y por fin tengo mi título. De momento es sólo un papel, pero realmente es algo mucho más importante: es la consecución de un objetivo marcado, un objetivo que un día parecía imposible y que hoy es una realidad. Es motivación, es orgullo y es amor propio al demostrarme que soy capaz de conseguir cosas. La vida es marcarse objetivos complicados y trabajar por ellos, y en algunos casos como este conseguirlos. Tendré que empezar a pensar en el siguiente, que bien sería alguno de los que tengo pendientes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar!!

Post Relacionados:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger…