miércoles, 25 de septiembre de 2013

De vuelta a Marrakesh: perdidos en el zoco

Patio del Riad Dar Ftouma
Cuando el trayecto desde Essaouira llegó a su fin tuvimos que volver a coger un autobús de línea desde las cercanías de SUPRATOURS. Una vez que este nos dejó en la plaza Jemaa El Fna se nos presentó el reto de encontrar nuestro tercer y último alojamiento: El Riad Dar Ftouma. Habíamos leído en multitud de foros que era complicado encontrar los riads que se ubican dentro del zoco, que es la parte más enrevesada de la medina, con callejuelas estrechas sin ningún orden ni sentido. Por esta razón decidimos tomar el camino más largo pero más seguro, es decir, nada de entrar al zoco, sino rodearlo por las calles principales que el mapa nos mostraba. Esta es la ruta que trazamos desde la parada del autobús:

No fue difícil porque cuando llegamos a la parte en la que inevitablemente debes entrar en el zoco, encuentras la callejuela del riad con su nombre en lo alto del arco que decora la entrada de la propia calle junto el nombre de otros riads. Esa calle es oscura y estrecha, y el Riad Dar Ftouma está al fondo a la derecha.

Sin duda fue el mejor alojamiento de los tres, aunque también el más caro. Unos 18€ por persona y noche nos costó la habitación. La puerta principal está siempre cerrada ya que no es un hotel. después de llamar nos atendieron dos amables chicas árabes con las que fue difícil comunicarnos por el idioma: no hablaban español y nosotros no hablábamos francés. Un popurri de inglés mezclado con palabras hispano-francas nos sirvió. Al entrar rellenamos las hojas de entrada sentados en el patio del riad mientras tomábamos el té de bienvenida. Después decidimos pagar las dos noches que íbamos a estar, para así saber con certeza cuanto nos quedaría para realizar nuestras compras. Finalmente nos acompañaron a nuestra habitación, lo que nos deparó la agradable sorpresa de que era en el ático y la puerta daba al aire libre. En este ático encontrábamos una pequeña piscina en la que no sé si se podía bañar uno, la ventana vertical por la que entraba la luz al patio del Riad, y un toldo bajo el que se ubicaban unos sofás en los que se estaba de lujo. Este es el vídeo que grabé de ese ático:



Aquí tenéis el enlace del Riad con booking:
Ahora llegaba el momento de meternos por el zoco. La plaza Jemaa El Fna está a 5 minutos andando por las calles, pero puede estar a más de una hora si te pierdes que es lo que nos ocurrió a nosotros. Y las señales indicadoras no ayudan, porque muchas veces están apuntando a la dirección contraria de donde están las cosas. Y por si eso fuera poco, algunos marroquíes te indican mal, supongo que para que pases por al lado de alguna de sus tiendas, o simplemente para putear. Recuerdo más de un caso en el que uno nos decía que no fuéramos por esa calle porque estaba cortada y no tenía salida, pero le hicimos caso omiso porque luego te piden propina (no todos, también hay algunos con buena voluntad). Por muchas calles por las que paséis todas están abarrotadas de tiendas y tenderetes, y en muchas sus dueños intentarán llamar tu atención. Tienen controlado donde miráis, y si miráis una décima de segundo sus productos tened por seguro que os llamarán o intentarán que no paséis de largo, aunque siempre con educación. Al final conseguimos encontrar la plaza preguntando a los tenderos de las tiendas de comida o de cosas no turísticas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar!!

Post Relacionados:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger…