jueves, 7 de noviembre de 2013

Sonríe o muere

Barbara Ehrenreich es una conferenciante que se sale de lo habitual. Su discurso gira alrededor de una idea que choca de frente con las de el 90% del resto de conferenciantes: el optimismo no sirve para nada. Hemos escuchado una y mil veces de la boca de muchos gurús que debemos ser optimistas, que tenemos que pensar en positivo porque eso nos ayudará a conseguir nuestros objetivos. Algunos lo cuentan como si sólo el mero hecho de pensar de ese modo pudiera cambiar nuestras circunstancias como por arte de magia.

Barbara huye de ese optimismo sin alma, pero también lo hace del pesimismo infundado. Ella sólo apoya el realismo y nos explica como algunos de los hombres más poderosos del planeta han tomado malas decisiones por no ser realistas, por no escuchar una opinión que preveía un acontecimiento negativo. También nos cuenta que el fomento de pensar en positivo ha sido un arma para controlar a la población en determinados países.

Sin embargo apoya al realismo como forma de vida, a estar alerta en todo momento ya que nuestro cuerpo está preparado para eso. Nuestra naturaleza ha llegado hasta aquí porque nuestros antepasados fueron realistas y escaparon de peligros reales en vez de pensar que todo iría bien.

Su posición no es habitual, y creo que es interesante escuchar su discurso:


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar!!

Post Relacionados:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger…