jueves, 27 de marzo de 2014

Explicación básica del funcionamiento de Internet

En algunos momentos me ha tocado intentar explicar como funciona Internet a algunos familiares cercanos, y a pesar de intentar hacerlo de la forma más sencilla posible me he topado con que parecía que habláramos en un idioma distinto. Cuantos más ejemplos se me ocurrían para hablar de forma menos técnica e intentar que mi receptor me entendiese, más se enrevesaba la cosa, y al final el que me escuchaba acababa por tener un cacao mental de la leche.

He pensado que quiza con tiempo y de forma escrita sepa plasmar las ideas del funcionamiento de Internet, para que los que se inician en la materia empiecen a comprender los conceptos de forma muy general. Vamos allá.

Internet está formado por miles de millones de páginas web. Para nosotros es fácil escribir en nuestro navegador la dirección de una página web y ver como se carga, pero detrás hay un proceso que se ejecuta de forma muy rápida y transparente a nuestros ojos. Y es que las páginas web no flotan en el aire, sino que están guardadas en un ordenador al que nos conectamos para acceder a ella, descargarla, y verla en nuestra pantalla.

Cada ordenador puede almacenar muchas páginas web (no solo una), y sabe cual tiene que enviarnos por la dirección que escribimos en nuestro navegador. Pero como os imaginaréis, ordenadores que almacenan páginas web hay muchos. De nada sirve que yo le pida a un ordenador la web "electropollo.com" si no la tiene almacenada en su interior: debemos encontrar el ordenador concreto que tiene la web que deseamos consultar. Por eso cada ordenador tiene un número que lo identifica, que viene a ser como su DNI (la famosa dirección IP).

Cuando pedimos a nuestro navegador que nos muestre una web, primero tenemos que saber que DNI tiene el ordenador que almacena la web que queremos. Así que nos conectamos a un ordenador intermedio, que relaciona el nombre de la web con el DNI del ordenador que la guarda (conocido como servidor DNS). Ahora que ya sabemos su DNI podemos conectar con él y pedirle la web deseada.

Y estas páginas se almacenan en aquel ordenador con un lenguaje de programación llamado HTML (que construye el esqueleto de la web y su estructura) ayudado con otro llamado CSS (que le da color y lo adorna para que quede bonito). Nosotros no entendemos nada de ese lenguaje, pero nuestro navegador (Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome, Safari, Opera...) se encarga de traducirlo para mostrarlo como la página Web que es. 

Pero hay webs que tienen miles de páginas, ¿hay alguien en su sano juicio que se dedique a crearlas todas? De una en una sería una locura, ¿verdad? Ahí es donde entran otros lenguajes de programación como Java o PHP y las bases de datos. Gracias a ellos de una página podemos sacar infinitas. En la base de datos podemos almacenar datos sobre cualquier cosa: coches, noticias, eventos... Y con PHP o Java podemos consultarla y crear una página en HTML por cada coche que hayamos guardado allí. Es fácil y ahorra trabajo al programador. Ya no tienen que crear una página en HTML por cada artículo que tengan, lo hacen de forma automática y el resultado se manda en HTML a nuestro navegador, que nos lo muestra de modo que lo entendamos en forma de página web.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar!!

Post Relacionados:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger…