miércoles, 4 de junio de 2014

El lenguaje predictivo


Poca gente es la que realmente escucha. Cuando prestamos atención a lo que alguien nos dice lo que realmente hacemos es intentar predecir sus próximas palabras. Es lo que hacemos. ¿Acaso no conocéis a alguien que siempre se dedica a terminar las frases que empiezan los demás? Yo sí. Somos como los móviles modernos, que siempre están sugiriendo las palabras que escribimos, intercambiándolas por otras si no les parecen correctas. Estos van aprendiendo palabras conforme los corregimos, igual que nosotros, que solo podemos completar lo que pensamos que va a decir el otro con las cosas que conocemos. 

Nosotros escuchamos e intentamos anticiparnos a lo que sale de la boca de los demás, por eso nunca existe una escucha pura. Pasamos sus sonidos por el filtro de nuestros mapas mentales para procesar una respuesta rápida, que se va generando al tiempo que recibimos el mensaje. ¿Cuantas veces escuchamos sin pensar en nuestra respuesta? Es difícil escuchar y después procesarlo todo cuando el interlocutor ha terminado. Y entonces pensar y hablar. Pero como somos egoístas por naturaleza preferimos buscar los argumentos necesarios antes de recibir el mensaje, y por eso hay tantos malentendidos.

Una vez más la vorágine de nuestra vida y nos atropella para evitar que nos tomemos la vida con más tranquilidad para saber escuchar a los demás. Una cualidad en peligro de extinción en estos tiempos, que quizás nos sirviera no solo para comprender a los demás, si no para captar de forma más acertada y sin prejuicios la información que viene desde fuera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar!!

Post Relacionados:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger…