martes, 5 de agosto de 2014

Surfing again


Este año he vuelto a surfear, y lo he hecho en el mismo lugar que el año pasado. Ajo es un pueblo de la costa de Cantabria que tiene un gran atractivo natural. Tiene un par de calas espectaculares para el baño y la práctica del Surf, y un entorno precioso. El cabo de Ajo es la parte más alta de la provincia de Cantabria y la ría que se mete en la tierra justo a su lado también te deja con la boca abierta. Algunas de sus panorámicas son dignas de salir en películas fantásticas.


Allí está el camping Arenas, donde se sitúa el campamento de Atlantik Surf. Una semana durmiendo en tienda de campaña, con desayuno y cena incluido, un buen puñado de horas de Surf, alguna de yoga, y la compañía de un variopinto grupo que con el paso de los días va creando lazos de amistades que tal vez duren para siempre.

Se vive de forma tan intensa que cuando vuelves te parece que ha pasado un mes. Para amenizar están los 'timers', personas que trabajan a cambio de comida, cama y clases de Surf. Organizan juegos muy diversos: skate, poker, torneos de ping-pong o voley...

Por mi parte creo que he mejorado mi Surf. Aunque tuve días de auténtica desesperación terminé la última clases cogiendo más de una decena de olas. El mar nos ofreció un inmejorable último día después de alternar días sin olas con otros con unas resacas demasiado peligrosas.

Sin duda lo peor es la distancia del campamento a la playa. Tener que llevar la tabla tanta distancia es bastante pesado, y el ponerse el neopreno y quitárselo un par de veces diarias también cansa. Pero todo esto queda bastante minimizado por todas las demás cosas. Es posible que volvamos, y sería ya el tercer año. Iríamos camino de empezar a coger olas más grandes y disfrutar de este deporte tan emocionante.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar!!

Post Relacionados:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger…