lunes, 23 de marzo de 2015

Introducción del viaje a Tailandia con Aeroflot

Como tengo completamente abandonado el blog, ni si quiera os he contado que en la última semana he estado en Tailandia. Por esa misma razón no he escrito en mi cuaderno durante el viaje, así que lo voy a hacer de memoria con el riesgo inevitable de que se pierdan por el camino detalles importantes.

Hemos estado sólo una semana por allí, durmiendo una media de cinco horas para poder exprimir al máximo nuestro paso por Bangkok, Chiang Mai y Railay. En apenas ocho días hemos cogido siete aviones: dos para llegar a Bangkok desde Madrid vía Moscú, tres para movernos por el país asíatico y otros dos para volver a España con trasbordo en Moscú de nuevo.

En los siguientes días os lo iré contando todo de forma algo menos detallada que en viajes anteriores. Por el momento contaros que volamos con Aeroflot, una compañía aerea rusa de la que no habíamos oído hablar. La verdad es que en un primer momento no nos inspiró mucha confianza, pero nos han demostrado que son una compañía seria. Los aviones de la ruta Madrid-Moscú (y viceversa) fueron Airbus 320 y el viaje duró unas cinco horas. Nos dieron de comer y de beber en el vuelo de vuelta, mientras que en el de ida solo de beber. No disponían de pantallas en los asientos delanteros para poder ver películas o distraerse.

Airbus 320
Los aviones de la ruta Moscú-Bangkok fueron Airbus 330, con mucha mayor capacidad. Ambos vuelos duraron unas nueve horas y nos dieron dos comidas, además de bebidas. En este caso sí había pantallas para ver películas, series, escuchar música o jugar a algún videojuego de baja calidad. Todos los contenidos estaban en inglés o en ruso.

Airbus 330

Respecto al Aeropuerto de Moscú Sheremetyevo, la verdad es que es enorme. Tiene varias terminales y a nosotros nos dejaba en la F y teníamos que ir a la D (y viceversa). Esas terminales están unidad y se puede ir andando, aunque te pegas un rato andando (como un cuarto de hora). Las instalaciones son buenas y en muchos establecimientos solo aceptan rublos (moneda rusa), así que si quieres comer algo debes pagar con tarjeta, cambiar euros a rublos o buscar un establecimiento que acepte la principal moneda europea. Además tiene Wifi gratuito, lo que es importante para distraerte durante las esperas, algo en lo que también tuvimos suerte porque solo esperamos tres horas entre vuelo y vuelo. Para que no te fundas la batería de tu móvil jugando, si buscas un poco por las terminales encuentras enchufes, pero hay que estar vivos porque aunque es gratis usarlos, todos quieren utilizarlos.

Como en todos los lugares lejanos, en el aeropuerto moscovita hay cosas que sorprenden. A nosotros nos llamó la atención la venta de camisetas de Putin por unos 1500 rublos, algo menos de 25 €urazos.

En el siguiente artículo ya nos vemos en el aeropuerto de Internacional de Bangkok, Suvarnabhumi.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar!!

Post Relacionados:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger…