martes, 19 de mayo de 2015

La comparación

Siguiendo con las reflexiones de Kishnamurti sobre el miedo nos topamos con la comparación.



Aunque es la parte principal de este capítulo, también nos hace ver una cosa muy importante. Es difícil comprender el por qué de que una especie con la capacidad del ser humano no haya encontrado la forma de detener el miedo. Ni las religiones ni los gurús lo han conseguido a lo largo de la historia, y eso habla muy a las claras de que siempre estamos más fuera que dentro de nosotros mismos. Si bien es cierto que en muchos momentos de la historia (incluido este) el miedo ha sido un poderoso método de control por parte de gobiernos y gobernantes, siempre nos hemos enfocado en evolucionar tecnológicamente, económicamente o socialmente. Nunca nos hemos preocupado mucho de lo que tenemos en nuestro interior. Y es algo realmente difícil de entender, puesto que estamos con nosotros mismos siempre.

Y hablando de la evolución, siempre queremos prosperar. Como seres humanos no tenemos techo en nuestros deseos, y la gran mayoría de veces deseamos cosas que no nos hacen falta. Es donde entra la comparación. Siempre estamos comparándonos con los demás, aunque las circunstancias de cada uno sean distintas. O nos comparamos con nosotros mismos en el pasado. La comparación nos trae competitividad, y nos pone modelos delante. Y aparece el miedo de no poder cumplir nuestros deseos.

Si fuéramos capaces de dejar de compararnos constantemente, con toda seguridad evitaríamos muchos de nuestros miedos. Según el filósofo hindú es posible mediante un trabajo mental constante cesar en nuestra comparación. El trabajo debe ser brutal, ya que hemos crecido en una sociedad en la que la comparación es el motor. Creo que está al alcance de muy pocos.

Así, que si en el anterior artículo os alentaba a escuchar, en este os aliento a que intentéis evitar compararos. Yo voy a hacer lo propio.

Para terminar, os dejo un vídeo de cuarto milenio que se ha emitido esta misma semana. Ya que he hablado de manipulación social, este vídeo me va al pelo. ¿Nos manejan a su gusto como a marionetas? A través del miedo y de nuestros deseos, ¿hacemos lo que unos pocos quieren que hagamos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar!!

Post Relacionados:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger…