lunes, 22 de junio de 2015

Descubrir lo original



El miedo físico es un mecanismo de defensa contra el que no debemos intentar luchar. Si no fuera por su existencia seguramente no estaríamos aquí, porque ese miedo hizo que nuestros antepasados huyeran de situaciones reales de peligro para mantenerse con vida. Este tipo de miedo es sano para la supervivencia.

Sin embargo, el miedo psicológico es otra cosa que se produce porque nos preocupamos más de la idea que del hecho. El hecho no genera miedo, solo la idea. Y esto no es algo que sólo descubriera Krishnamurti, ya que a lo largo del tiempo hemos encontrado a muchos filósofos que hacen referencia a esa idea. Estas son unas cuantas:

Epicteto
  • Porque el dolor y la muerte no son terribles, sino el miedo al dolor o a la muerte.
  • No hay que tener miedo de la pobreza ni del destierro, ni de la cárcel, ni de la muerte. De lo que hay que tener miedo es del propio miedo.
Giacomo Leopardi
  • No temas ni a la prisión, ni a la pobreza, ni a la muerte. Teme al miedo.



El miedo psicológico sobre cosas que no han llegado, ni tienen por qué llegar nos hace ciegos, y no nos deja ver lo original, nuestra naturaleza primera. Y según Jiddu es fundamental que lleguemos a verla para poder vivir plenamente. Se refiere a lo que algunos llaman Dios, pero es otro de los muchos conceptos que el ser humano ha inventado. Si llegamos al origen no buscaremos placer, ni medio para escapar, cesando la autoridad: de lo que los demás piensan de nosotros, o de las cadenas que nos ponemos a nosotros mismos. Termina la sumisión y empieza una sensación de libertad y de fluir.

Y cuando llegamos a lo original somos capaces de comprender que no existe la mente individual y que todos estamos relacionados. No hay muchas mentes, hay una mente total (curiosamente este concepto es algo compartido por muchos filósofos históricos). Para comprender lo original debe comprender la totalidad del ser humano, al no hacerlo nos convertimos en seres de segunda mano, seres falsos alejados de nuestra naturaleza propia, con un sufrimiento que no termina. Al comprenderlo somos capaces de eliminarlo.

Hay un sufrimiento total, de toda la humanidad. Al comprenderlo termina, y se puede manifestar el origen, una energía que no se mueve en ninguna dirección y que explosiona en nosotros mismos.

Sin duda se trata de un artículo de difícil comprensión, y más difícil es todavía poner en práctica lo que dice. Se refiere como a otro nivel de conocimiento, algo que para la gente de a pie es complicado. Se me ocurre intentar que al ver el miedo en nuestro interior, en lugar de verlo como un enemigo, lo veamos como algo común para todos, algo que hace sufrir a todos los seres y que en ese momento está con nosotros. Es una forma de sentirnos más unidos a los que nos rodean, y dejar la individualidad a un lado para sentirnos parte de un conjunto. El sufrimiento no es individual, es global.

Para terminar quiero dejar otro audio. Este fin de semana el programa Milenio 3 dirigido por Iker Jiménez hizo un estudio sobre el miedo. A mi me resulta muy interesante:


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar!!

Post Relacionados:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger…