miércoles, 5 de octubre de 2016

Así en el cuerpo como en la tierra

La tierra y nuestro cuerpo tienen dos extrañas similitudes: son imprescindibles para que sigamos con vida y ambas nos han llegado sin coste alguno.

Es cierto que son elementos muy distintos, pero a la vez la misma cosa en cuanto a la responsabilidad a la que deberíamos rendirle. Nuestro planeta es demasiado grande para pensar que nuestras acciones individuales pueden tener un efecto bueno o malo sobre él. Sin embargo muchas de las personas más comprometidas con el medio ambiente son incapaces de cuidar su propio cuerpo. En esto la complejidad se reduce porque el ámbito es claramente menor, y es por aquí por donde debemos empezar.

Si no somos capaces de comprender lo importante de cuidar nuestro cuerpo, jamás podremos ser capaces de cuidar nuestro planeta. Es un ejercicio de responsabilidad que incluye la renuncia a los vicios perniciosos, el uso de la moderación y el cuidado de la alimentación, higiene, ejercicio físico y salud mental. Somos responsables de nosotros mismos y nuestro estilo de vida es directamente proporcional a nuestra salud y estado de ánimo.

Una vez aceptada esa responsabilidad podemos pensar en retos mayores relacionados con la salud del planeta. Hasta que no dominemos esa responsabilidad no podremos afrontar responsabilidades mayores.

Empecemos a cuidarnos a nosotros mismos y después lo demás será más fácil. Como dice Borja Villaseca, seamos nosotros el cambio que queremos ver en el mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar!!

Post Relacionados:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger…